Publicado: 23 de Mayo de 2014

Cuando pulsamos el botón del mando a distancia de una puerta de garaje se ponen en funcionamiento cientos de elementos mecánicos y eléctricos de esa MAQUINA llamada puerta de garaje.

MAQUINA porque están incluidas dentro del campo de aplicación de la Directiva de máquinas. Este concepto nos ayuda a entender más fácilmente la importancia de la elección del fabricante, el instalador y el mantenedor.

El FABRICANTE es el pilar inicial, quien tiene que garantizar con ensayos y control de producción la conformidad del producto, además de suministrar las instrucciones de montaje y acciones de mantenimiento adecuadas.

La INSTALACION debe realizarse por personal técnicamente cualificado para la misma, según las instrucciones dictadas por el fabricante.

El USO viene determinado por la responsabilidad de manejo de la puerta de forma segura por parte del propietario, así como encargar a personal cualificado el mantenimiento y reparación de la misma. No menos importante es la comunicación de cualquier incidencia que pueda entrañar algún tipo de riesgo.

El MANTENIMIENTO significa una garantía de funcionamiento y prevención de riesgos evitando responsabilidades tanto civiles como penales a lo largo de la vida de la puerta.

El mantenimiento de las puertas de garaje es OBLIGATORIO, conforme se establece en el Código Técnico de la Edificación. 2004 y su instalación, uso y mantenimiento se realizarán conforme a la norma UNE-EN 12635:2002+A1:2009.

En resumen, el propietario de una puerta de garaje debe asegurarse que la misma cumple con la legislación vigente, tiene MARCADO CE, usar y mantener la puerta según indica el libro de uso-mantenimiento del fabricante (el cual debe conservar a lo largo de la vida de la puerta) y comunicar cualquier incidencia de la misma.

Pero, ¿qué es el MARCADO CE?, el MARCADO CE es un sistema para caracterizar productos de la construcción. Proviene de una directiva europea de Febrero de 2009 para garantizar la libre circulación de mercancías en la UE y marca requisitos esenciales a los productos de construcción, tales como, la resistencia mecánica y la estabilidad, la seguridad en caso de incendio, seguridad de utilización, protección contra el ruido y el ahorro de energía y aislamiento térmico.

Marcado CE

La responsabilidad de cumplir con el MARCADO CE es única y exclusivamente del fabricante.

El modo por el que se consigue el MARCADO CE es mediante un proceso que incluye unos ensayos iniciales realizados por un laboratorio notificado o por el propio fabricante, un control de producción en fábrica conformándose una serie de procedimientos documentados que controlan el equipamiento (maquinaria y útiles), las materias primas y los componentes, una evaluación del producto y la gestión de reclamaciones o productos no conformes.

Este proceso incluye una declaración de conformidad por parte del fabricante que certifica que cumple los requisitos del MARCADO CE.